jueves, 24 de junio de 2010

El Chullachaqui

Hace mucho en la ciudad de Contamana vivía una familia, la cual tenían 2 hijos varones, Sebastián y Julio de 12 y de 14 años respectivamente, los dos siempre iban al monte buscando carne de monte, aves y todas clase de frutas; el hermano mayor casi no traía nada por la en la mayoría de los días por la escases pero Julio milagrosamente siempre traía a casa animales del monte y comida en cantidad.

De repente un día Julio no llego a casa y la familia preocupada salieron a buscarlo en el monte por varios días, que se volvieron semanas y pesar de todo esto no podían creer que Julio que conocía toda el área como la palma de su mano estaba perdido.

En su desesperación ya que habían peinado la zona con ayuda de algunos vecinos decidieron probar haciendo tiros con la escopeta para que Julio los oyera y lo extraño aun mas que la desaparición fue que después del primer disparo apareció Julio detrás de ellos con los ojos rojos, desorientado y gritando.

Su familia al ver que su hijo estaba histérico lo amarraron y lo llevaron al curandero que se dedico a el por completo, sin embargo mientras se alejaban del lugar se escuchaban golpes en los arboles como si alguien estuviera llamándoles para que los ubiquen; pasaron unos días y Julio iba recobrando su cordura y pudo contar lo que le sucedió.

Empezó diciendo que se había encontrado con una hermosa señorita que siempre calzaba botas aun con el calor del medio día, pero a pesar de eso pudo darse cuenta que una de las botas que usaba era como si le quedara flojo, pues de iba de lado en lado y eso le llamo la atención; esta supuesta señorita se dirigió a él diciendo que le iba a dar todo el paraíso de la selva y sus manjares cada día mientras el le acompañara a ir por ellos y que no le contara a nadie para que el solo se llevara los aplausos, Julio aceptó los primeros días y es así que trajo mucha comida tanto que causo cierta envidia en su hermano mayor, pero cuando ella por cada día que pasaba se iba adentrando mas y mas al monte es decir al corazón de la selva, llego un día en que ella se lo llevo y le dio todo y que a pesar que habían pasado varias semanas, para Julio solo habían sido unas horas.



Pero sucedió que cuando ella y Julio oyeron el tiro de escopeta Julio recién pensó en su familia y ella pensó que este le había traicionado diciéndole a su familia sobre ella, para esto ella siempre estaba junto a él pero cuando lo suelta fue como si despertara de un sueño y es cuando aparece detrás de su familia con muchas emociones encontradas, la familia y su comunidad después comenzaron a hacer excursiones buscando a la supuesta dama caritativa, pero cuando más se adentraban en la selva se empezaba a oír que golpeaba los árboles con un palo de madera, muy fuerte como hacen los leñadores cuando se pierden y golpean los arboles para que otras personas los ubiquen, después de haber escuchado completo el relato de Julio el curandero recordó que en el corazón del bosque vive el Chullachaqui malvado y travieso para la mayoría de gente pero por alguna extraña razón ayudo a Julio y a su familia por un tiempo pero al parecer era a cambio de compañía.

La familia por temor a que se perdieran sus hijos para siempre nunca mas permitió que fueran al monte solos sin compañía.

Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí



3 comentarios:

Anónimo dijo...

que mierda es esto que cachiné!!!!

Anónimo dijo...

chevere el chullachaki serrano¡¡

Anónimo dijo...

cheverengue