viernes, 3 de diciembre de 2010

El Tunche

En la actualidad hay muchas referencias de gente que puede afirmar la existencia del Tunche, a pesar que pocos dicen haberlo visto, muchos lo han escuchado, es así que existen innumerables historias por parte de
los habitantes de la amazonia peruana, algunas contadas por generaciones otras son más recientes. Y aunque tienen pocas variaciones, los detalles que las hace semejantes son el silbido de carácter inconfundible del Tunche el se escucha de un tono pausado fffin…, fffin…, fffin, también es de conocimiento general que el Tunche es un alma que recorre sus pasos, y ya sea que su cuerpo está recién muerto, o este agonizante, todos los que lo escuchan se persignan en señal de respeto deseando que esa alma encuentre el descanso eterno. También existen historias donde algunos no han respetado el alma que vaga e inclusive la retaron a presentarse, y se dice que el silbido persiguió a estas personas causándoles terror ante lo que podía venir, luego en sueños posteriores al encuentro se les ah presentado la persona en alma diciéndole lo suertudo que fueron pues no es bueno burlarse de los muertos cuando recorren su camino.

Se menciona también en la selva peruana que existe otra representación del Tunche, ah sido bautizado por los lugareños como “El Maligno”, tiene todas las características del Tunche original con la excepción del silbido, que es más corto e insistente, nada pausado y el cual a diferencia del primero puede perseguir por mucho tiempo con aquellos con quien se cruzan hasta se ha sabido de que se han materializado en una imagen horrorosa y terrorífica que no es más que el reflejo del alma del que en vida fue un hombre malo, cruel, entre otras cosas.

Aquellas personas que han sobrevivido a esta imagen sufrieron graves percances mentales y perdieron la cordura, contando después de tratamientos lo que vieron y en sueños la advertencia del alma que con burla menciona que fue por pura suerte que él esté vivo.

También se ah sabido de visitas del Tunche a amigos lejanos que hasta antes de dormir escucharon el silbido y ya en sueños fueron visitados por el alma haciéndoles presente de su fallecimiento, contándoles que está siendo velado y que por favor rezara por ellos.

También se dice que puede acompañar al silbido una luz o un orbe de luz para ser más exacto, como un fuego fatuo flotando en la oscuridad sin importarle si esta sobre la tierra o sobre el agua, recorriendo sus pasos y dirigiéndose hacia donde la fuerza de su voluntad le lleve.

La imagen fue encontrada en la red, tiene sus propios autores e diseñadores y solo se ah puesto como guia del tema que se esta tratando, Artesania Manualidades no esta vinculado con esta imagen ni sus creadores.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí



0 comentarios: