jueves, 14 de abril de 2011

La Sachamama (Madre Tierra)

Breve prólogo.
Existen muchas leyendas ancestrales en la selva peruana que ni el paso del tiempo las relego al olvido pues para la gente de la selva es una realidad, una de ellas es la creencia de 2 especies de Dioses antiguos en este caso representados por serpientes antediluvianas de proporciones increíbles; la serpiente de tierra o Sachamama (Madre Tierra) y la serpiente de agua o Yacumama (Madre Agua) que en el caso de la primera su tamaño llegaría a ser mayor de 60 metros mientras que la segunda se dice que su tamaño es menor con la primera, en promedio seria más de 20 metros.

Existen registros de avistamientos de yacumamas donde embarcaciones chocaron con estas mientras flotaban en el rio, incluso la más reciente fue en 1997 donde en nuevo Tacna (a 100 kilómetros de Iquitos) hubo un deslizamiento de más de 500 metros de largo por cerca de 50 de ancho que incluso arraso arboles y que las autoridades atribuyeron el hecho a una de estas especies que según dijeron había despertado de su letargo desde las profundidades de la selva hasta terminar en el amazonas. Escondida entre el lodo y barro, se disputa entre los testigos si fue vista o no, sin embargo son escasos los huaycos que ocurren en estas zonas y menos de estas magnitudes, siempre en línea recta en dirección al rio; después de esta breve reseña veamos lo que uno de los relatos nos dice…



La Sachamama según nos cuentan los lugareños, es una serpiente gigantesca la cual vive desde hace siglos en las profundidades de la selva, casi siempre en letargo, ya no necesita esforzarse para cazar pues la sabiduría en los siglos que tiene de vida le confirió la ultima enseñanza, el encantamiento o hipnotismo por parte de unos gigantescos ojos brillantes en el día y en la noche que hacen que cualquier criatura viva que pase en frente de él caiga en su encantamiento y voluntariamente ingrese a la oscuridad de sus fauces que siempre están abiertas.

Es así que desde hace muchos años en los pueblos de la selva, la caza es una actividad común en que hombres experimentados ingresan a las profundidades de ella en busca de presas como venados, chancho salvaje entre otros. Y es que uno de ellos muy dentro de la jungla no había tenido mucha suerte con las presas cuando había pasado más de una semana desde que eligió su lugar de caza.

Descontento por su suerte ingreso aún más en la selva y es aquí que el caótico clima se descompone y comienza a llover; armado con escopeta y machete, comienza a buscar refugio entre los árboles y en la oscuridad, es aquí donde encuentra un árbol viejo caído de gran tamaño cubierto de musgo que atravesaba de palmo a palmo su ruta. La experiencia del cazador le hizo saber que era el lugar perfecto para levantar un tambo o choza temporal hecha de ramas y hojas anchas para protegerse de la precipitación que ya era todo un aguacero, para esto uso el lado del tronco como pared y armo el resto del tambo cuidando de dejar suficiente espacio para su equipo al igual que una fogata. Cuando termino el lugar provisional acomodo todo y clavo el machete en el árbol caído pero véase que un inesperado temblor remeció la selva desarmando el tambo haciendo que todo caiga al suelo al igual que el machete.

Así paso toda la noche volviendo a armar el refugio, hasta que en el amanecer el clima cambio y le permitió descansar, para esto prendió una fogata que le ayudaría a calentarse y preparar sus raciones que ya en ese momento le eran escasas. La fogata agarro calor y calentó las piedras que la rodeaban al igual que al tronco, por un momento el cazador se encontraba disfrutando de la calidez cuando un nuevo temblor sacudió la selva destruyo lo poco que había levantado del tambo y levanto suficiente fango mientras se movió el tronco apagando el fuego.

Para esto el cazador estaba desconcertado por toda la mala suerte que le estaba tocando en esa semana, desistió de levantar de nuevo el refugio y solo descanso esperando la mañana para proseguir su actividad, consternado por el extraño movimiento telúrico nada común en la selva. Y es así que la curiosidad nacida de la vagancia y la espera recayó sobre el árbol en el cual se recostaba, mirando primero distraído los dos extremos que se perdían en la espesura quiso saber que tan grande era el largo del árbol ya que el largo de su diámetro lo pasaba por mucho. Siguió hacia uno de los lados entrando entre los arbustos y se dio cuenta que se dirigía hacia la que había sido la parte superior pues el diámetro iba disminuyendo haciendo más delgado el tronco, al llegar al final si hubieran visto la cara desencajada del cazador pensarían que su fin se hallaba cerca.

Colinas de huesos se levantaban por doquier en un claro gigante de la selva, los huesos más recientes eran los que se encontraban cerca al cazador mientras que los más lejanos podrían compararse a fósiles muy antiguos ennegrecidos por el tiempo.

El horror en el cazador al acomodar las ideas fue en aumento cuando su atención se poso en el que hasta ese momento era a toda prueba un tronco viejo de árbol caído, con una mezcla de miedo, horror y letal curiosidad se dirigió hacia el otro extremo pasando por su refugio y volviendo a ingresar entre los arbustos, al cálculo pensó que era un árbol de unos 60 metros de longitud, con un diámetro que se hacía cada vez más grande conforme avanzaba, mas al llegar casi al final del otro lado una nueva distracción ocupo su mente.

Un venado estaba en un claro justo donde terminaba la base del tronco, por un momento olvido todo lo que había visto y su sabiduría de cazador le aviso que si no aprovechaba ese momento no llevaría nada a casa, sin embargo algo lo desconcertó pues sabía que a la distancia donde él se encontraba y sin arbustos ocultándolo ya había sido divisado por el venado pues miraba hacia su lado pero este parecía no temerle, solo observaba con los ojos fijos.

Aún apuntándole el desconcierto se hizo mayor cuando el venado se dirigió hacia el cambiando de dirección unos pasos antes para ir directo a la base del árbol hasta desaparecer de la vista del cazador. Una sombra de miedo creció dentro de él haciéndose cada segundo más grande conforme las ideas anteriores volvían a ocupar su lugar y avanzó pues también la letal curiosidad había vuelto.

En solo un segundo supo que de cualquier lugar en el mundo estaba en el peor, cuando reconoció una gigantesca cabeza de serpiente con las fauces abiertas, unos ojos que soltaban un brillo frio, unos cuernos pequeños para su cabeza sobre los ojos que según los conocedores les crece a algunas serpientes cuando alcanzan la vejez haciendo que la vista se vuelva irreal y demoniaca, siempre mirando hacia el claro, atrayendo a cuanto ser cruce y alimentándose así por siglos, el cazador se dio cuenta que unos pasos mas lo hubieran convertido en un tiempo indeterminado en un pila de huesos al otro lado del lugar; solo retrocedió y en estado de shock se dirigió a su refugio, cogió sus cojas y caminando como un autómata se dirigió en ruta a su pueblo, mientras comprendió que la suerte si estuvo de su lado 3 veces ese día, primero cuando clavo el machete, la Sachamama se movió por el dolor pues atravesó al parecer su gruesa piel pero el cazador no fijo el aviso, segundo fue el fuego cuando molesto el costado de la serpiente y tampoco aquí se dio cuenta de este aviso, el ultimo fue el venado que justo por pura suerte estuvo presente antes que el cazador se dirigiera a la vista de la Sachamama. El mismo cuando se recupero relato el cuento a los lugareños el cual se sumo a otros más que también habían tenido la suerte de vivir para contarlo.

Video


La imagen usada aqui se encontro en internet, tiene sus propios autores y dueños, artesania manualidades solo la colocó como guía del tema que esta tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Do you people have a facebook fan page? I looked for one on twitter but could not discover one, I would really like to become a fan!

Anónimo dijo...

jajajjajja esto no me sirve

Anónimo dijo...

jajajjajja esto no me sirve

Anónimo dijo...

Y la moraleja es ...

Juana Salinas dijo...

Es una de las mejores historias de que elegido pq esta muy bonita la historia porque me gusta como lo an relatado entonces es una bonita historia.................... Es muy bonita , ,me encantó.....

Juana Salinas dijo...

Es una de las mejores historias de que elegido pq esta muy bonita la historia porque me gusta como lo an relatado entonces es una bonita historia.................... Es muy bonita , ,me encantó.....