lunes, 12 de septiembre de 2011

Espíritus Materializados (casos registrados)

A continuación pondremos 2 casos registrados sobre materializaciones en el siglo XIX y siglo XX, donde testigos aparentemente sin conocimiento alguno sobre estos temas, estuvieron presentes en sesiones espiritistas y de materialización de espíritus, les pongo a su disposición las siguientes historias:
En una sesión espiritista celebrada en Australia tuvo un incidente extraordinario, el espíritu de un hombre se materializó, pidió escribir una carta a una mujer en Sídney que había asistido a las sesiones un par de veces. Se le dio lápiz y papel y escribió una carta de tres páginas, lo puso en un sobre y escribió la dirección de la mujer. Pero nadie tenía sellos. El espíritu le pidió prestado seis peniques a uno de los asistentes y abandonó la habitación para ir a comprar uno en la tienda de al lado. El vendedor, al ver que era un fantasma que compraba sellos, se asustó tanto que se olvidó devolver el cambio al muerto. El espíritu se dio cuenta del error al entrar de nuevo a la habitación y regresó a la tienda por el dinero. La carta fue enviada, y en su momento recibió una respuesta. Cuando el espíritu se materializó de nuevo en otra sesión se le dio la carta, abrió y leyó en voz alta su contenido.
Después de seis años, la capacidad de producir materializaciones de Spriggs había disminuido, pero había desarrollado una nueva capacidad para el diagnóstico de las enfermedades mentales. En 1900 regresó a Gran Bretaña, y entre 1903 y 1905 sirvió en la London Spiritualist Alliance.

3 estados de una materializacion a travez de un médium.

Junto a este caso existe otro muy interesante, la psíquica británica Isa Northage, médium muy popular durante los años cuarenta, también jugó un papel importante en el campo de la medicina. Visitó muchas iglesias para demostrar sus poderes psíquicos, incluyendo voces directas y materializaciones. Pero en donde mayor éxito fue en los consejos médicos que fueron presididos por uno de sus espíritus, el Dr. Reynolds, por el que finalmente se llegó a construir una iglesia especial en el sótano de la Abadía de Newstead. Con el tiempo, con el creciente poder de la médium-Reynolds llegó a materializarse y realizó operaciones sin derramamiento de sangre en algunos pacientes. La siguiente historia pertenece al capitán G. S. M. Insall y es de un libro dedicado por completo a esta médium: "Preparamos la sala y nos pusimos ropas y máscaras, como era la norma con el Dr. Reynolds. Todo esto era nuevo para mí, puesto que antes de la Primera Guerra Mundial, me obligó a cambiar mi carrera en la aviación, había estudiado en los hospitales más modernos en Francia. Entraron los dos pacientes. [Ambos sufrieron de una hernia.] La primera, que presentaba complicaciones, se desnudó y se acostó en la mesa de operaciones. El otro recibió una silla cercana. "
"Personalmente comprobé los instrumentos depositados en un carrito adjunto: Clips, tapones, recipientes y envases. Nada de instrumentos de corte, a excepción de un par de tijeras para cortar las gasas. Había también una pequeña linterna. Comprobé la salida de emergencia y vi que la puerta estaba cerrada con llave y echado el pestillo por dentro; además de una esterilla colocada en el dintel impidió el flujo de aire. Cerraba la puerta interior que conduce a la iglesia, cuando alguien me dijo que la médium no había llegado todavía. Abrí de nuevo y ella entró. Apagamos las luces y alguien comenzó las oraciones. Podía ver a la médium en su silla de siempre, con cortinas a ambos lados. "

"Al final de las oraciones se escuchó un trompetazo y la voz familiar del espíritu del Dr. Reynolds nos saludó. Tranquilizó a los pacientes y les dio instrucciones. Me dieron una jofaina para recoger las gasas y me adelanté a la mesa de operaciones. El sonido de la trompeta se apagó, y entonces apareció materializado el doctor Reynolds. Era de baja estatura. La médium estaba en trance profundo. "

“En primer lugar cogió las pinzas, con una gasa y desinfectante limpió la zona. La hernia era umbilical. Tomé las gasas en la jofaina. Entonces vi cómo ponía las manos sobre la carne del paciente y como estas desaparecían en su interior. Extendió la mano pidiendo las pinzas y gasas, de los que en total recogí ocho usadas.”

El espíritu del Dr. materializado comprobó el estado del paciente, quien declaró que no sintió dolor alguno y encendió la linterna para examinar la zona afectada. No se observaba signo de herida o cicatriz. Luego, el espíritu del Dr. Reynolds dijo que la médium tenía que descansar un poco antes de proceder a la siguiente operación, y se desmaterializó.

Las imagenes fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y dueños y solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.

Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí



1 comentarios:

Anónimo dijo...

Right after all, what a terrific internet site and educational posts, I'll upload inbound website link - bookmark this net internet site? Regards, Reader.