martes, 26 de marzo de 2013

La Leyenda de Ahuashiyacu, leyenda de Tarapoto

A unos 14 kilómetros de la ciudad de Tarapoto se encuentran  las Cataratas de Ahuashiyacu que significa agua cantarina o agua que ríe, estas cataratas cuentan leyendas sobre su creación que a continuación narraré…
Ahuashi era la bella, grácil y juvenil hija del cacique o jefe de la tribu de la zona, siempre alegre y risueña quien se enamoró de Shilly un joven modesto. Ambos se amaban sin embargo no pudieron casarse por que el padre de Ahuashi prefería a un esposo que estuviera en mejor posición.
Entonces el padre para mantener a su hija alejada de pretendientes que no estaban ala altura ante los ojos del jefe de la tribu, fue por ayuda de los brujos de la zona; el padre no quería que su hija muriera ni se alejara de él, por lo que los brujos decidieron convertir a la hija en una hermosa cascada y al pobre Shilly lo transformaron en un toro negro para que resguarde siempre la poza.
Con el tiempo Shilly huyo tratando de encontrarse con su amada Ahuashi en donde nacía la cascada, sin embargo este cayó en un abismo donde quedo para siempre. Así en la soledad y alejada de su amada quedo llorando y de esas lagrimas nació el rio Shilcayo; las cataratas reciben el nombre de Ahuashiyacu (yacu significa Agua en quechua).


Esta leyenda tiene versiones donde no está Shilly, y donde el jefe de la tribu celoso de que alguien pudiera venir y llevarse a su bella hija consulto a  los brujos que decidieron transformarla en agua la cual siempre estaría con él y que calmaría su sed y su espíritu después de días agrios y tristes.
Mas los brujos viendo la belleza de la hija no quisieron privar a los demás de la alegría, belleza y frescura de la joven así que la convirtieron en una caída de agua llamada Ahuashiyacu  la cual podía ser vista desde lejos por los viajeros y los locales del lugar.


Algunas imágenes fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí



0 comentarios: