viernes, 18 de julio de 2014

La Gringa de la Isla San Lorenzo

Esta leyenda que les traemos hoy es una muy conocida entre los militares que han realizado servicio en la naval de la Isla San Lorenzo justo al frente de la ciudad de Lima, veamos más sobre este misterio.


Nadie sabe cuándo empezó esta leyenda urbana pero es tiene tantos años como lo tiene la estación naval y aún hay muchos que si han logrado ver este extraño fenómeno, es más la historia de la gringa es bien conocida por los oficiales de mar que han sido destacados ahí y que aseguran haber visto a la “gringa”.

La leyenda cuenta que una chica muy linda hija del comandante de la estación naval y capitán de fragata, un día llevo a su familia de visita a la isla para que conozcan su lugar de trabajo, como es una isla desierta excepto por la estación naval el padre pensó que no habría problema cuando su hija le pidió dar un paseo por el lugar, así es como ella salió y no volvió.

Cuando las horas pasaron y no había rastro de ella se hizo una búsqueda por toda la isla que duro hasta dos semanas sin encontrar nada en la desierta zona, sin embargo el horror vendría después cuando se llegó a encontrar no en la isla sino un chutero o hueco profundo que usaban de basurero, un brazo, parte de un abdomen y una pierna.

Como habían cientos de jóvenes que estaban haciendo servicio de reclutamiento en la isla la conclusión fue que la chica se encontró con un grupo que hacían guardia, que abusaron de ella para luego matarla y no ser delataos posteriormente.

En las investigaciones salieron culpables dos marineros quienes decían ser inocentes, fueron sentenciados a ser fusilados y enterrados ahí mismo sin embargo se comenta que ellos no fueron los culpables, que fueron elegidos por ser de provincia y que nadie reclamaría sus cuerpos y que los eligieron al azar.

Hay también otros relatos más antiguos donde se habla de extrañas desapariciones de personas, que en la Isla San Lorenzo existían templos en los cuales hacían sacrificios de la época pre-inca y que pueda ser un misterio para investigar, sin embargo no se llegó a avanzar en este camino.

Un tiempo después, los marinos que hacían guardia en la isla veían pasar por las cuadrillas una chica muy hermosa vestida de blanco y cabello rubio, siempre silenciosa, sensual, sus compañeros que se daban cuenta de la ausencia de los guardas iban en su búsqueda y los encontraban casi agonizantes, botando espuma por la boca y lo que se reponían decían que habían visto a la Gringa, una mujer bella a cierta distancia pero que cuando uno se acerca, se les presenta sin cabeza.

La leyenda es arrastrada hasta nuestros días, algunos dicen que es un embuste que utilizan para asustar a los nuevos reclutas y que no se salgan de sus cuadrillas, otros dicen que es verdad y que pueden dar fe de eso… ¿les gustaría ir a comprobarlo?


Las imágenes que se muestra fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí



0 comentarios: