miércoles, 12 de octubre de 2016

Leyenda de la Mandioca o Yuca

Aquí una leyenda del origen de la mandioca o la yuca como también se conoce, según los registros esta raíz fue cultivada desde hace 4000 años en Perú y volviéndose luego domesticada en distintos puntos de América, espero sea de su agrado.


La hermosa hija de un jefe indio, adorada por sus progenitores, con el corazón puro e inocente de paloma blanca, sin lugar a dudas el símbolo físico de la castidad misma de pronto un día aparece con señales propias que preceden la maternidad.

El jefe de la tribu se sintió avergonzado, fue buscando entre la comunidad por quien pudiera ser el causante de tamaña desgracia pero todo fue en vano. La joven por su parte no sabía que decir, que a pesar de ser amenazada de muerte por su propio padre, no tenía una respuesta que saciara la rabia de su progenitor.

Ante la lastima de la tribu, la joven fue hecha prisionera, juzgada y condenada a muerte, la tristeza lleno el lugar, sin embargo un día antes de la que fuera el día de la ejecución, el jefe de la tribu es decir su padre tuvo un sueño extraño.

Se le presento un misterioso ser, blanco como las nieves de la cordillera quien le dijo que si hija era virgen a pesar de su estado:

-“Ella no tiene la culpa, ¡no es culpable tu hija!”, dijo la aparición.


El padre despertó y medito por un momento envuelto en asombro, al final hizo caso a las palabras de la aparición y revoco la pena de muerte.

La joven muchacha dio a luz a una niña, pero joven madre como era murió en el parto, la criatura fue llamada “Maní” y poco a poco se convirtió en la alegría de la tribu entera, hermosa como flor de campo, alegre como un pájaro del bosque, siempre cantando, bailando y riendo, pero su presencia no duro mucho, pues así como llego así también partió.

La muerte de esta niña fue un duelo inmenso a toda la tribu, la sepultaron al pie de un gran árbol a orillas de donde comenzaba la selva virgen. Al poco tiempo aparecieron sobre su tumba, hermosas flores de una planta desconocida hasta el momento.

Con el tiempo la planta creció y los indios al desenterrarla descubrieron que poseía unas raíces con centro blanco de sabor delicioso, los sabios de la tribu llegaron a la conclusión de que habían sido visitado por el mensajero de los dioses y que este ser ahora ofrecía su carne a la tribu. La planta recibió posteriormente el nombre de Maní ro´o” (carne de Maní), así fue registrado el origen del “Manio” o Mandioca.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí



0 comentarios: