miércoles, 8 de febrero de 2017

La Mujer sin expresión

Esta leyenda urbana ha recorrido las redes desde hace más de una década, un relato macabro que se filtró pues este hecho ocurrió en los 70s, sucedió en un hospital de estados unidos, la gente escéptica aún mantiene sus dudas por lo espeluznante y novelesco de los sucesos que ocurrieron esa noche, sin embargo se registró los eventos, por eso ahora lo compartimos a ustedes.


Los hechos ocurrieron en 1972, pero la fecha exacta no llego a filtrarse, en el hospital Cedar Senai en California, en las escaleras del lugar apareció una mujer sin nada más que una bata blanca con manchas de sangre, los registros cuentan que los testigos la rodearon pero sin acercarse, pues era evidente que era una especie de mala broma ya que se trataba al final de un maniquí a todas luces con algún animal peludo en la boca, por eso la gente solo rodeaba y se retiraba del lugar.

Este maniquí tenía un rostro plástico, sin ninguna expresión, carecía de cejas y mostraba un brillo en todo el cuerpo que no era natural, tal vez una especie de laqueado, además el animal que tenía en la boca era un gatito, cuando llegaron los asistentes del hospital relatan que  el animal se cayó de la boca pero no detalla su estado si vivo o muerto, lo que si no era de esperarse es que la que parecía ser el maniquí era en realidad una mujer que al parecer se desmayó después de que “soltara” al gato.

Los médicos la atendieron y rápidamente volvió a recuperar la conciencia, observando a todos los que la rodeaban, la levantaron y la ingresaron a una habitación, su estado era pasivo y calmo, sin embargo el procedimiento mismo para revisarla requería aplicar un calmante. Es en este momento que la actitud de la mujer cambio completamente, se resistió, incluso ni con la asistencia de dos médicos pudieron controlarla.


A pesar del fuerte enfrentamiento, su rostro no mostro signos de esfuerzo alguno, algo que en verdad ya encrespaba los pelos de punta, provocando cierta precaución por parte de los médicos y asistentes, sin embargo al final entre todos pudieron dominarla y tomar el control…aparentemente.

Algo inesperado sucedió…

La mujer sonrió…

Mostró una sonrisa complemente maligna, con dientes totalmente anormales, afilados como si de un animal salvaje se tratase. La doctora encargada dio un alarido y se alejó inmediatamente, los asistentes que la sostenían se quedaron atónitos por la sorpresa y la proximidad a tan aberrante escenario, uno de ellos pregunto “¿Qué eres?”

Como respuesta la mujer se lanzó a su garganta, desgarrándola en un mordisco mortal y al separarse cubierta de sangre musito “Yo… soy… dios”.

Algunos testigos del encuentro contaron que la vieron salir por el corredor y al encontrarse con dos guardias de seguridad en el pasillo los sorprendió así como a otros con quienes se topó en el camino. El hospital se puso en alerta y varios fueron evacuados, los últimos testigos que la vieron mencionaron que seguía caminando en los pasillos del hospital y después del suceso no se supo más de ella.

Este caso sucedió n un hospital reconocido de los Estados Unidos, sin embargo los registros oficiales no mencionaron este suceso y la filtración del evento fue un dato extraoficial, si este fue un caso fallido de un experimento de ingeniería genética, talvez fue encubierta por las mismas autoridades para evitar las penas y culpas. Las autoridades no indagan y no la mencionan como si nunca hubiese ocurrido, y si no aparece en los medios es casi “como que nunca ocurrió”, por eso sigue siendo una leyenda urbana… hasta ahora.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí



0 comentarios: